Las trastornos alimenticios usualmente se germinan durante la adolescencia